Onefootball
Daniel Cadena Jordan

La sequía del fichaje de 60 millones


Luka Jovic vive en la sombra del éxito que cosechó en la Bundesliga.

Junto al Eintracht Frankfurt, Luka Jovic fue una pieza fundamental en una de las mejores temporadas en años recientes que se le haya visto al las Águilas. Campeones de la Copa Alemana, semifinalistas de la Europa League y clasificados por segunda vez consecutiva a la UEL, el balance del conjunto a orillas del Río Meno es impresionante, considerando su limitado presupuesto y pasado reciente.

Pero por donde fluye el Manzanares, los goles parecen haberse secado. Jovic ha contado con mucho menos tiempo, y más cortado, de lo que tenía en el Eintracht, y eso ha sido un factor clave. Con apenas 218 minutos en 7 partidos oficiales -unos 31 minutos en cada cita donde jugó, en promedio-, los goles han sido nulos de momento, y la inversión de 60 millones de euros del Madrid comienza a generar zozobra entre una afición que no termina de entender qué le ocurrió al serbio.

Pero los minutos son una parte importante de la historia. Para la Jornada 8 de la pasada temporada, Jovic acumulaba 297 minutos, 79 más que en la presente campaña -con un promedio ahora de poco menos de 50 minutos por encuentro-.

Donde realmente está la diferencia, es en el que las expectativas eran diferentes. Gran parte del torrencial de goles de Jovic cayó en un mismo partido, anotando cinco goles distintos en la Fecha 8 de la liga alemana, viniendo de apenas dos en los previos cinco, y antes de dos partidos más de sequía.

Así, la presión que se le añade a un precio de 60 millones de euros es una explicación parcial del problema de Jovic en Madrid, donde tampoco ve tantos minutos donde necesita, pero sí un nivel de exigencia que no corresponde a lo que ha de esperarse de él.