Onefootball
Juan Pablo Colin

Juventus se corona campeón por sexta vez consecutiva


El equipo de Turín vuelve a alzar la copa en Italia, después de una temporada impecable.

La victoria de hoy sobre Crotone por 3 a 0 sentenció la Serie A al dejar a la Juventus en una posición inalcanzable para sus más próximos seguidores, Roma y Nápoles.

El desenlace, apenas cuestionado a lo largo del torneo por el poderoso despliegue físico y táctico de la Vecchia Signora, corona una campaña notable, cuyos resultados han sido también evidentes en otras competiciones.

En efecto, los blanquinegros ya se coronaron campeones de la Copa Italia y están la final de la Champions League, justificando de esta forma los casi 125 millones de euros invertidos en reforzar la escuadra con figuras como Miralem Pjanic, Dani Alves o Gonzalo Higuaín, entre otros.

Este último, sin duda, es uno de los que mayores dividendos ha otorgado, completando un total de 24 goles en el torneo local y estableciendo una dupla letal con la otra joya argentina, Paulo Dybala, quien ha conseguido explotar todo su talento durante el presente año.

Sin embargo, un plantel plagado de estrellas no es suficiente si no se cuenta con un conductor que haga calibrar la máquina con precisión. En este sentido, el trabajo de Massimiliano Allegri ha sido notable, ya que consiguió ensamblar un engranaje capaz de responder a diferentes escenarios y de adaptarse con flexibilidad a las distintas exigencias del técnico italiano.

La defensa de la Juve, liderada por Leonardo Bonucci, Andrea Barzagli y Giorgio Chiellini, con la presencia ya casi mítica de Gianluigi Buffon en la portería, ha demostrado ser una de las mejores del mundo, recibiendo en total solo 26 goles en el campeonato local y apenas tres en partidos disputados por la Champions League.

La Juve, monarca absoluto de Italia por sexta vez consecutiva, deberá guardar mesura en cuanto a la celebración, ya que ahora deberá concentrar todas sus energías en preparar el partido que lo puede encumbrar hacia lo más alto de Europa en Cardiff, frente al Real Madrid.